logo-header.jpg
Logo-Milennium.jpg
logo-header.jpg
Logo-Milennium.jpg

Comunidades-01.jpg



 FOMILENIO II dejará 136 nuevas bibliotecas funcionando, ambientadas bajo un concepto innovador de promoción a la lectura y de aprendizaje en centros educativos


 


03 de julio de 2020


FOMILENIO II invierte en el amueblado y equipamiento de 136 bibliotecas, en igual número de centros educativos, cada una con 1,361 libros, entre físicos y digitales, lectores electrónicos, mobiliario, recurso lúdico pedagógico y estrategias de animación a la lectura.  Se han establecido tres bibliotecas en cada uno de los 45 sistemas integrados que implementan el modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno (EITP) y su efecto multiplicador beneficia a 347 centros educativos que forman parte de estos sistemas.



Para profundizar sobre los resultados de la intervención de FOMILENIO II para impulsar la lectura, se realizó el foro “La apuesta de FOMILENIO II por la lectura dentro y fuera de las aulas. Bases para abrir espacio al análisis e investigación en centros educativos públicos de El Salvador”, que tuvo como panelistas a Soledad Cardenal, gerente de Calidad de la Educación de FOMILENIO II y Alfonso Zarpate, de Fundación Educo. El foro se encuentra disponible en el siguiente link: https://youtu.be/2VpKWEk2ha0 

habilidades-01.jpg

Se estima una inversión promedio de $13,200 en cada biblioteca, con fondos del gobierno de Estados Unidos, a través de la Corporación Reto del Milenio (MCC) e incluye la compra y distribución de 2,700 lectores electrónicos entre 202 centros educativos, de los cuales, 665 han sido entregados en La Paz, 140 en San Salvador, 192 en Ahuachapán, 269 en La Libertad, 430 en Sonsonate, 185 en San Miguel, 315 en La Unión y 504 en Sonsonate.

Las bibliotecas se han distribuido de la siguiente manera: 9 en Ahuachapán, 15 en La Libertad, 30 en La Paz, 18 en La Unión, 10 en San Miguel, 7 en San Salvador, 23 en Sonsonate y 24 en Usulután. 

Asimismo, se ha implementado la estrategia creación de Comunidades Lectoras, donde docentes y alumnos comparten el hábito de la lectura e incentivan a otros a sumarse. La accesibilidad a la lectura se garantiza por medio del préstamo de libros para llevar a casa y la movilización de ejemplares entre centros educativos, mediante bibliotecas itinerantes.

Las buenas prácticas y resultados se trasladarán al Ministerio de Educación (MINED) para incentivar a que la estrategia de Comunidades Lectoras pueda ser implementada a nivel nacional.

El impulso a la lectura en las aulas, principalmente en jóvenes de educación básica y tercer ciclo, es una de las apuestas de FOMILENIO II para fortalecer los hábitos de lectura en estudiantes y docentes, tener mejoras significativas en la práctica docente y del aprendizaje de estudiantes, así como fomentar la investigación y la innovación para que desarrollen su potencial profesional en el mercado laboral.

slide_10.jpeg

“Tener una biblioteca en mi centro de estudio despertó mi gusto por la lectura y me ha permitido mejorar mi vocabulario y comprensión lectora y, además, he podido recomendar libros a mi hermano”, expresa Kimberly Jazmín Tobar, estudiante del Complejo Educativo Colonia Nueva, de Jujutla, Ahuachapán.

Se estima que más de 2,400 estudiantes han recibido formación en el uso de bibliotecas, y 3,241 docentes y direcciones escolares han recibido talleres de formación de Comunidades Lectoras. Estos talleres han incentivado a que el 44% del personal docente (20% más que al inicio de la capacitación) incluyan estrategias de lectura en la planificación y que un 92% (31% más que al inicio) practique el análisis de textos con estudiantes.

El equipamiento y ambientación de 90 de las 136 bibliotecas y la realización de talleres para incentivar la lectura está a cargo de un equipo de consultores contratados por FOMILENIO II, que incluye a la Fundación Salvador del Mundo (FUSALMO), Plan International El Salvador, Fundación Educación y Cooperación (EDUCO) y Escuela Americana.