logo-header.jpg
Logo-Milennium.jpg
logo-header.jpg
Logo-Milennium.jpg


PORTA.jpg


$79 mil millones costaría a El Salvador el abandono de la red vial


26 de septiembre de 2016


FOMILENIO II presentó a medios de comunicación detalles del estudio independiente “Sostenibilidad financiera del fondo de conservación vial”, que hace un análisis de la mora vial de El Salvador y sugiere opciones para que las carreteras de El Salvador estén en óptimas condiciones.


El estudio fue realizado por el consorcio “Leonel Avilés y Asociados y Bonus banca de Inversión”, y fue financiado con fondos del gobierno de El Salvador. El documento es parte de una condición precedente establecida en el convenio que dio origen a FOMILENIO II, además de ser una solución permanente para la conservación de las carreteras del país.


De acuerdo con el estudio, existe una relación entre crecimiento económico y desarrollo logístico: a mayores costos logísticos, los costos de producción son mayores, lo que deriva en una menor competitividad del país a nivel internacional, y en el deterioro de la participación del sector exportador en mercados externos. 


Por el contrario, una red vial en buen estado trae beneficios para la circulación de bienes y mercancías, la conectividad de comunidades con escuelas, mercados y centros de salud, así como la reducción de costos de operación vehicular y tiempos de viaje. El estudio, a partir de un muestreo sobre las condiciones de más del 10% de la red, confirma que aproximadamente 1,500 km de carreteras se encuentran en condición crítica (mora vial).


El documento subraya que es necesario tomar medidas de corto plazo para garantizar la sostenibilidad financiera de FOVIAL, ya que de no atender el problema de la mora vial ni retomar el mantenimiento preventivo de las vías, en los próximos 20 años se generaría los efectos económicos siguientes:


-Costo total a los usuarios: US$ 79, 537 millones.

-Pérdida del 16% del valor del patrimonio vial, lo que representa un monto de cerca de US$ 1,000 millones a valores  actuales.


Para obtener fuentes de ingresos, en el 2001 se estableció una contribución fija para FOVIAL de US$ 0.20 por cada galón de diésel, gasolina o sus mezclas con otros carburantes.


A pesar de capturar dichos recursos, estos no han sido suficientes para atender en debida forma la cantidad de kilómetros bajo su responsabilidad, que ha aumentado a lo largo de 16 años de 4,222 a 6,384 kilómetros sin que para ellos se haya registrado un incremento proporcional de las fuentes de ingresos.


FOVIAL fue creado en 2001 y es financiado, principalmente, por la recaudación de $0.20 por galón de combustible. Tomando en consideración que la cantidad de kilómetros bajo su responsabilidad ha aumentado en 66 %, los fondos se han vuelto insuficientes para atender la red vial prioritaria, no solo por el incremento en la cantidad de kilómetros, sino también por la pérdida del poder adquisitivo de la contribución a lo largo de 12 años.


La consultoría después de definir, identificar y estimar los costos que derivan de suplir las necesidades de la red vial para los siguientes 20 años concluyó que se requieren al menos $5,533.27 millones adicionales para atender la conservación vial y la rehabilitación de carreteras.


De esta manera, de acuerdo con el estudio, para cubrir las necesidades de mantenimiento (alrededor de $3,533 millones), se requiere de un incremento de US$ 0.10 (equivalente al ajuste por inflación desde 2001) sobre la tasa actual de US$0.20 por galón de combustible. A la vez, la tasa debe indexarse a la inflación anual. La indexación es el procedimiento mediante el cual se aplica la modalidad de mantener constante en el tiempo el valor de compra de una determinada transacción.


Asimismo, para cubrir las necesidades de rehabilitación (saldar la mora vial y atender calles que han llegado a su vida útil), se requiere de una contribución inicial de US$0.17 por galón, con indexación anual por inflación. Esta contribución generaría alrededor de $2,000 millones en los próximos 20 años.


La infraestructura vial es un asunto crucial para el crecimiento económico, la conectividad, el desarrollo social, el turismo, y el bienestar ciudadano. Ninguna estrategia de desarrollo será factible si el país no cuenta con una red vial en buen estado. Si el país se cruza de brazos y no ofrece respuestas a la necesidad de contar con infraestructura de calles y carreteras en buenas condiciones ello elevará de manera exponencial los costos del mantenimiento. El costo de no actuar a tiempo siempre termina siendo mayor. 


La erradicación de la mora vial debe tener como horizonte convertir a El Salvador en el número 1 de la región en materia de infraestructura vial.  Al Gobierno de El Salvador le corresponde tomar la decisión soberana de introducir las iniciativas de ley que considere convenientes, y a la Honorable Asamblea Legislativa discutirlas y, eventualmente, aprobarlas, con las modificaciones que estime necesarias para enfrentar de manera integral este desafío. Un acuerdo de esta naturaleza entre los principales actores políticos y sociales del país representaría una buena señal para la sociedad. 



Para descargar la presentación de la sostenibilidad de la red vial:

5.48 MB Sostenibilidad_Red_Vial.pdf Download_image